martes, 29 de marzo de 2011

MÉTODOS DE BARRERA: PRESERVATIVO O CONDÓN


MÉTODOS DE BARRERA: PRESERVATIVO O CONDÓN


Conocido también como profiláctico o condón, es uno de los métodos más antiguos utilizados para prevenir el embarazo y una gran ventaja es que además impiden el contagio de infecciones  de transmisiòn sexual (ITS, tales como gonorrea, sida y sìfilis entre otras). Se trata de una funda muy fina de látex que impide que los espermatozoides entren en la vagina. Si se usa correctamente tiene una eficacia muy alta. No requiere control médico ni receta y se adquiere en farmacias y otros puntos de venta. También hay de colores y texturas variadas y con distintos sabores. De todos modos, la seguridad de los mismos depende de la calidad del látex empleado.

¿Cómo se utiliza?

  • Se rompe el envase por un extremo con los dedos, teniendo mucho cuidado de no rasgar el preservativo con las uñas.
  • El preservativo se coloca cuando el pene está en erección y siempre antes de cualquier contacto genital. Se mantendrá durante toda la relación.
  • Se toma el preservativo y se aprieta la punta con los dedos para evitar que quede aire en su interior.
  • Sin dejar de sujetar el depósito, se coloca en el glande y se desenrolla con los dedos, presionando suavemente hasta cubrir el miembro totalmente.
  • Tras la eyaculación, hay que retirar el pene de la vagina antes de que pierda la erección. Esto se hará sujetando el preservativo por la base para evitar una salida accidental del semen o que la funda quede dentro de la vagina.
  • Después de utilizarlo, se hace un nudo y se tira a la basura.
  • El preservativo es de un solo uso, por tanto se utilizará uno nuevo en cada relación, aunque no se haya producido la eyaculación.




A tener en cuenta
  • La efectividad del preservativo aumenta si se combina con productos espermicidas (supositorios vaginales, cremas, geles...) . Hay que recordar que la eyaculación en la vulva, sin preservativo, puede originar un embarazo.
  • El preservativo protege del embarazo no deseado, o del SIDA y de otras enfermedades de transmisión sexual
  • Deben ser de látex y estar homologados. Lo mejor es comprarlos en las farmacias y desconfiar de los que se venden en mercadillos ambulantes, tiendas de saldos o máquinas expendedoras expuestas al sol. . Comprobar antes la fecha, que suele venir en cada bolsita o en la caja. Se desecharán aquellos que estén caducados.
  • Si se desea utilizar un lubricante, se escogerán cremas solubles en agua (silicona o glicerina) puesto que los oleosos, como la vaselina, pueden deteriorar el preservativo.
  • El lugar adecuado para guardarlos debe ser fresco, seco y seguro, lejos de la luz solar, del calor y los roces. No hay que llevarlo en el bolsillo del pantalón.
  • Nunca se utilizarán los condones rotos o pegajosos.



1 comentarios:

Andrea dijo...

Publicar un comentario en la entrada

 

Salud y Familia | Desenvolvido por EMPORIUM DIGITAL